CASCOS DE MOTO

 

Seguridad para el motociclista

HISTORIA DEL CASCO

El casco, como lo conocemos en la actualidad, tiene como curioso origen a, nada más y nada menos, que Lawrence de Arabia. Thomas Edward Lawrence fue un arqueólogo, escritor y oficial del Ejército Británico durante la Primera Guerra Mundial. Después de una aventurosa y azarosa vida tuvo un fatal accidente el 13 de mayo de 1935. Conducía su motocicleta Brought Superior y sufrió un accidente en el que se golpeó la cabeza con mortales consecuencias.

Le asistió el neurocirujano Hugh Cairns el cual quedó fuertemente impresionado por el estado en el que quedó Lawrence. En aquella época no existían las protecciones para los motociclistas. El Dr. Cairns comenzó unos estudios para desarrollar cascos de protección para los motoristas del Ejército Británico. En el 1941 recomendó a los pilotos de aeronaves que utilizaran cascos para la cabeza.

En 1946 publicó un segundo estudio con resultados que certificaban que los pilotos que utilizaban casco sufrían menos heridas y de consecuencias menos graves. En el año 1973 el casco ya sería obligatorio en Francia y Reino Unido.

Por otra parte, en 1953, Charles F. Lombard que era investigador de la Universidad del Sur de California (EE.UU.) y miembro de la Fuerza Aérea Norteamericana fue el que diseñó y patentó el casco utilizado en la actualidad: una parte exterior ligera pero muy resistente y una parte interior acolchada y más blanda que disipa el golpe antes de llegar al cráneo.

En 1957 la Fundación Snell realiza la normalización y estandarización de los cascos. Nacen las normas de homologación vigentes en la actualidad DOT y ANSI en América y CEPE en Europa. Aunque es la norma ECE la que se usa en Europa casi en exclusiva.

Lawrence de Arabia en su Brought Superior

Lawrence de Arabia en su Brought Superior

Dr. Hugh Cairns - Neurocirujano

Dr. Hugh Cairns – Neurocirujano

TIPOS DE CASCOS

Integral

Es el tipo de casco más utilizado y el que más nivel de seguridad proporciona al motociclista. Los cascos integrales, all estar compuestos de una sola pieza, garantizan una mayor resistencia y protección en caso de impacto.

En los cascos de moto integrales no existen piezas que se puedan desmontar. Además, se adaptan muy bien a la cabeza por su robusta construcción y firmeza.

Nivel de protección: Muy alta

Casco integral

Casco integral

Modular

El casco modular es muy parecido en su forma externa al casco integral pero tiene la particularidad de que la mentonera se puede levantar para dejar al aire la cara. No es recomendable circular con la mentonera levantada porque disminuye el nivel de protección.

Suelen pesar más que los integrales y su grosor también es mayor. Es más cómodo que los integrales porque, en las paradas, podemos refrigerar la cabeza sin necesidad de quitar el casco por completo.

Nivel de protección: Media

Casco modular

Casco modular

Jet

En la ciudad, en trayectos cortos y en motocicletas tipo “scooter” se suelen utilizar cascos Jet para moto. Este tipo de casco no dispone de mentonera por lo cual dejan sin protección la cara del motociclista. Algunas versiones disponen de una visera para evitar los insectos y reducir el impacto del viento en la cara.

Se recomienda su utilización en trayectos cortos y conducción relajada.

Nivel de protección: Media / Baja

Casco tipo Jet

Casco tipo Jet

Classic – Retro

Son los menos seguros ya que dejan casi toda la cabeza sin protección. Los sistemas de sujección suelen ser precarios o simplemente testimoniales. Presentan una estética “retro” o “vintage” y casan bien con el estilo “custom”.

Este tipo de casco, solo debería utilizarse a velocidad muy reducida, en determinados eventos celebrados en recintos seguros: concentraciones, reuniones “customs”, etc. Aunque son legales, no se recomienda su uso en vías públicas interurbanas.

Nivel de protección: Muy baja

Casco Classic o Retro

Casco Classic o Retro

Off-Road

Aquí podríamos incluir a los cascos fabricados específicamente para la práctica deportiva de la motocicleta en el entorno del campo y sus variantes off-road: Trial, Motocross, Enduro, Trail, etc.

En Trial se suele utilizar cascos parecidos al tipo Jet. En Motocross y Enduro se utilizan los de tipo integral pero reforzados en sus mentoneras y parte superior.

Nivel de protección: Alta

Cascos de moto

Casco para Motocross

RAZONES PARA UTILIZAR EL CASCO

La razón primordial para el uso de cascos de moto es la de proporcionar seguridad y proteger la integridad física del motociclista. Es fundamental utilizar el casco en todas las épocas del año y en todas las circunstancias de la conducción: ciudad, trayectos cortos, carretera, calor, viento, etc.

A continuación se enumera una serie de razones para utilizar siempre este vital elemento de protección:

 

  • Protección ante un impacto.
  • Evitar la abrasión por el roce durante una caída.
  • Disminuir las molestias del viento.
  • Reducir el ruido ambiente.
  • Protección de la cabeza frente a la lluvia y el sol.
  • Evitar la introducción en los ojos de arena, polvo, pequeñas piedras.
  • Es obligatorio por normativa legal. Conducir sin casco es motivo de sanción y multa.
Cascos de moto

Casco partido

CASOS REALES DE CASCOS QUE HAN SALVADO VIDAS

Abrasión

Abrasión

Impacto y abrasión

Impacto y abrasión

Roce y abrasión

Roce y abrasión

ELECCIÓN DEL CASCO

Hemos visto que el casco es un elemento de protección muy importante para nuestra seguridad y, en determinadas ocasiones, incluso nos puede salvar la vida.

En este apartado vamos a plantear algunos consejos para la correcta elección del casco.

Tengamos siempre presente que el objetivo final es garantizar nuestra integridad física durante la conducción de motocicletas.

Pruebas de seguridad

Pruebas de seguridad

Elegir correctamente

Lo primero que tenemos que hacer es elegir el tipo de casco. Ya hemos visto los diferente tipos que existen en el mercado. Debemos decidir cual de ellos se adapta mejor a nuestras necesidades en función del tipo de vehículo, trayectos habituales, entorno de conducción (ciudad, campo, carretera…), y evaluar, además, otros factores como la comodidad, visibilidad, refrigeración, etc.

Otro dato muy importante es la talla. El casco se debe adaptar perfectamente a nuestra cabeza. Existen diferentes tallas. Mediremos el contorno de la cabeza en la zona de las cejas y parte superior de la nuca. Lo mejor es utilizar una cuerda y luego medir su longitud con un metro.

Comprobaremos que el modelo elegido esté debídamente homologado. Esto nos garantiza que ha superado las pruebas de resistencia frente a caídas e impactos. Los cascos vendidos en la Unión Europea van etiquetados con la letra E y un número correspondiente al país de la homologación (En España es el 9). La norma europea vigente es la ECE R22-05 que deberá figurar también en la etiqueta.

Un casco tiene una vida estimada de cinco años contados a partir de la fecha de fabricación (no de la compra), por lo cual siempre compraremos un casco nuevo. Desconfiar de las ocasiones de segunda mano, por la caducidad, higiene, etc. Está en juego nuestra seguridad.

Por último, y una vez seguidas las recomendaciones anteriores, elegiremos un casco elegante, con un buen diseño cuya estética se adapte a nuestros gustos, vehículo y resto del equipamiento.

Ubicación lesiones en accidentes mortales

Ubicación lesiones en accidentes mortales

El casco: elemento de seguridad fundamental

El casco: elemento de seguridad fundamental

USO Y MANTENIMIENTO

Correcto uso del casco

La maniobra de introducir la cabeza en el casco se realiza apuntando con la frente dentro del casco y, luego, se desliza girando sobre nuestra cabeza. Cuidado con no lastimar las orejas.

El casco deberá ir siempre correctamente abrochado. Ajustaremos los cierres a nuestra cabeza asegurándonos de que queda bien firme pero sin apretar demasiado. Si hemos elegido bien la talla, el casco no debería bailar una vez abrochado.

No colgar el casco en los retrovisores. De esta manera se evita una eventual caída y, además, los bordes de los retrovisores podrían estropear el interior del casco.

Transporte del casco adecuado. No se debe utilizar como “bolso” ni llevarlo colgando del barbuquejo o mentonera. Es conveniente llevarlo en la bolsa de tela que suministra el fabricante en el momento de la compra. Es la mejor forma de protegerlo.

No utilizar el casco con el interior mojado. Se debe secar a temperatura ambiente sin utilizar secadores de aire caliente o radiadores. El pegamento se podría reblandecer y dejar el casco inservible.

Evitar el empañamiento

En invierno podemos instalar, en algunos cascos, el sistema Pin-Lock para evitar la formación del vaho.

Se trata de una pequeña pantalla que se instala en el interior de la visera y crea una zona de vacío donde no puede penetrar la humedad, evitando de esta manera el molesto empañamiento.

Para su correcta instalación es muy importante seguir las instrucciones del fabricante.

Sistema anti-vaho Pin-Lock

Sistema anti-vaho Pin-Lock

Mantenimiento

Un casco, bien utilizado y mantenido, nos debería durar en perfectas condiciones a lo largo de toda su vida útil. No olvidemos que todos los cascos tienen una caducidad, estimada en unos cinco (5) años. Pasado este lapso de tiempo nos veremos obligados a adquirir otro casco nuevo.

La limpieza a fondo se debería hacer, por lo menos, una vez al año. La mayoría de cascos modernos incorporan elementos interiores desmontables para facilitar estas labores de limpieza.

En caso de una pequeña caída (que se caíga de las manos al suelo), se puede enviar al fabricante para que lo revise y evalúe si sigue cumpliendo las normas de seguridad.

Evitar guardar los guantes dentro del casco. El sudor de las manos podría pasar al recubrimiento interior y degradarlo rápidamente.

 

TESTIMONIOS

“Un día yendo en moto al instituto por una calle muy estrecha, un coche que iba en dirección contraria se me echó encima. Yo no llevaba casco, entonces no era obligatorio”. Y las consecuencias, fueron durísimas. “Aquel accidente me destruyó la vida”, asegura Rocío, quién después de llevar 13 años luchando por recuperarse, y que sufre incontinencia verbal, sueña con tener un trabajo y una vida social similar a la que tenía entonces. Nada ha vuelto a ser como era para ella. Atrás quedan aquellos años de juventud con su grupo de amigas siempre alegres.

Rocío

 “Sufrí un accidente de tráfico en la carretera en las circunstancias en que conduciendo sin casco mi moto se cruzó con un camión que dobla en U impactando mi cabeza contra su remolque. Después de 10 meses de hacer rehabilitación pedí volver a mi ciudad porque extrañaba mucho a mi familia. Realmente hace falta que la gente utilice el casco”. “Yo les diría a todos que, para que su familia no sufra, empiecen a usar casco, y sino que traten de evitar la moto. Alguien dijo: la moto es un arma de dos filos, y yo lo pude comprobar porque ahora estoy con vida pero no fue fácil para mí superarlo”.

Fernando Olmos

“Yo nunca le dije a mi hija que usara casco, y la culpa me está matando. Tengo la vida totalmente arruinada”. “Yo le vengo a decir a la gente que le explique a sus hijos que esto tan simple nos salva la vida. Que usen el casco. Son unos cientos de Euros, si no tienen dinero, que lo compren financiado, pero hay que tenerlo”. “Si con esto que yo estoy haciendo ahora, lo que hace esta gestión, dos personas se salvan la vida, por el resto de la vida voy a estar conforme, porque sirvió para algo”.
(Testimonio de Marcos Casella, padre de Angie, fallecida en accidente de moto por no llevar casco).

Marcos Casella

¿Quieres hacer un comentario?

Comentario paginas

Comentario en las subpaginas

Volver a la página inicial

Si te ha gustado el artículo, por favor, compártelo en las redes sociales.

Muchas gracias

Pin It on Pinterest