harleyclasica

Evitar el robo de tu moto

 

Consejos sobre seguridad

INTRODUCCIÓN

EL ROBO DE MOTOS

La adquisición de una motocicleta supone una considerable inversión económica para su comprador y propietario. Es por ello que es altamente recomendable protegerla de posibles riesgos. Uno de ellos es, precisamente, la sustracción, uso indebido o robo de la moto.

En este artículo veremos algunos aspectos relacionados con este asunto. La situación de los robos de motos en España, estadísticas, las motos más robadas, cómo se roban las motos, los lugares más frecuentes, consejos para evitar el robo de tu moto, tipos de antirrobos para motos, sistema de rastreo por GPS, qué hacer en el caso de sustracción de la motocicleta, documentación y denuncia.

antirrobos para motos

TIPOS DE ANTIRROBO

TIPOS DE ANTIRROBOS PARA MOTOS

Anclaje al suelo: se trata de sistemas de fijación al suelo. Se utilizan en lugares de estacionamiento prolongado y de los que se es propietario. Garajes, cocheras, cobertizos de fincas rústicas, etc. Los mejores están fabricados con metal resistente, tornillos con sistema para impedir el desmontaje y mecanismo de anclaje a la cadena o a la propia rueda.

El sistema Wilock es una estructura que va fijada al suelo del garaje en la que se introduce la rueda delantera y la horquilla. Estos anclajes para motos hacen, prácticamente, imposible el robo del vehículo. En el peor caso, se podrían llevar el resto de la moto pero les supondría a los ladrones tener que desarmar el conjunto de la horquilla y rueda delantera. Totalmente disuasorio.

Antirrobo de disco: es un dispositivo que se atornilla al disco de freno por medio de un perno de acero para impedir el giro de la rueda. Algunos de ellos incorporan alarma acústica de más de 100 decibelios. La alarma se activa al detectar la manipulación del antirrobo y actúa como medio complementario de disuasión.

Cadena antirrobo: la clásica cadena de eslabones de acero. Las mejores incorporan eslabones de sección cuadrada. Doble mecanismo de seguridad con candado de doble bloqueo con grillete de acero endurecido.

Cadena Pitón: muy similar a la cadena antirrobo pero, en lugar de eslabones, está fabricada con resistentes bulones para impedir el corte con sierra o radial.

Candado / horquilla: se introducen entre los radios de la llanta abrazando el neumático para impedir su movimiento. Fabricados de metal reforzado para dificultar el corte con sierra o radial.

Kit de alarma acústica: funcionan con baterías propias de 12 voltios. De fácil instalación, la alarma se dispara al detectar intentos de sustracción. Disponen de una considerable potencia de sonido y, algunas de ellas, hasta vibración. Suelen incorporar un mando a distancia para activar y desactivar el sistema. En distancias inferiores a 500 metros, la alarma puede avisar al propietario de los intentos de robo.

Antirrobo con bloqueo de manillar: se basan en bloquear la maneta del freno para impedir el movimiento de la moto.

EL GPS

Los sistemas de localización por GPS se utilizan para encontrar el vehículo sustraído. Existen empresas especializadas en prestar servicios de recuperación de vehículos robados. Como alternativa más económica existen en el mercado dispositivos rastreadores con baterías de unas 200 horas y 25 gr. de peso. Son pequeños para facilitar su ocultamiento. Disponen de memoria para almacenar las rutas. Funcionan con tarjetas de telefonía SIM en redes 3G/4G para comunicación con el propietario. La precisión geográfica oscila entre 3 y 15 metros.

Puede ser, además, un excelente elemento de seguridad para la moto de un hijo, familiar, etc.

 

Bloqueo de manillar

Bloqueo de manillar

Cadena antirrobo

Cadena antirrobo

Antirrobo de disco de freno

Antirrobo de disco de freno

EL ROBO DE MOTOS EN ESPAÑA

ESTADÍSTICA

España es un país con un clima excelente para el uso de motocicletas. Especialmente la zona del Mediterráneo, Cataluña, Valencia, etc. cuenta con las condiciones climáticas muy apropiadas para el uso de este tipo de vehículos. Pero también se da el triste caso del robo de motos. Se calcula que cada ocho minutos se roba una moto en España.

Las tres ciudades en las que se da el mayor número de sustracciones de motocicletas y ciclomotores son Barcelona, Málaga y Madrid. Por comunidades autónomas es Cataluña (87% de robos) la que más sufre este tipo de delitos. Madrid (7%) en segundo lugar y le siguen Andalucía (2%) y Comunidad Valenciana (2%).

El mes del año en el que se produce el mayor número de sustracciones es julio (16% de robos) seguido por abril (13%).

estadistica robo de motos en España

LAS MOTOS MÁS ROBADAS

Los modelos de motos más robadas son las de mayor venta. Esto es lógico. Los ladrones de motos eligen estos modelos porque saben que van a poder rentabilizar mejor sus robos. La mayor parte de las veces el objetivo es vender las piezas y recambios. Bien por encargo bien por anuncios en portales especializados.

En otras ocasiones, la labor delictiva consiste en aprovechar un chasis procedente de un siniestro para “reconstruir” una moto desde otra robada. En cualquier caso, deberíamos rechazar cualquier oferta sospechosa que pueda proceder de una sustracción.

Históricamente, los modelos tipo “scooter” son los que más sufren los robos. En segundo lugar están los modelos tipo deportivos con cilindradas superiores a 500 cc. En el año 2017, los modelos más robados son: Honda SH, Yamaha T-Max, Kawasaki Z, Yamaha X-Max y BMW GS.

robo de motos

CÓMO SE ROBAN LAS MOTOS

MODOS DE SUSTRACCIÓN DE MOTOS

La manera más habitual de robar motos consiste en subirla a una furgoneta. Normalmente eligen un objetivo y se vigila previamente. Suelen ser equipos de dos o más personas. El número suficiente para vigilancia, conducción de la furgoneta y el izado a pulso de la motocicleta al interior del vehículo de transporte.

Una vez cargada la motocicleta, las suelen llevar a naves o talleres clandestinos. En estos lugar se procede al despiece o falsificación de número de chasis, documentación, etc.

Robo de motos en furgoneta

Robo de motos en furgoneta

LUGARES DE ROBOS

Los ladrones eligen zonas con gran afluencia de motos. Vías públicas, aparcamientos para motos, garajes públicos o privados. La operación se realiza con gran rapidez y discrección. Todo ello para no despertar las sospechas entre los viandantes. El lugar para robar una moto puede ser cualquiera. El ladrón siempre está vigilando un descuido: moto sin bloquear la dirección, llaves puestas, sin sistema antirrobo, etc.

En contra de la creencia popular, es más fácil llevarse una moto a plena luz del día en una zona concurrida que a altas horas de la madrugada. En este último caso se levantan más sospechas.

En los garajes, los ladrones realizan una investigación previa del edificio y personal (conserjes, porteros, etc.) Si hay cámaras de seguridad, movimiento de vecinos, etc. Las cámaras de vigilancia y las alarmas son elementos disuasorios. Aprovechan la entrada del vehículo de un vecino para introducir la furgoneta y aparcar en una plaza vacía. Cuando no hay nadie en el garaje, introducen la moto en la furgoneta y aprovechan la salida del vehículo de otro vecino para salir.

Lugares donde se roban motos

Lugares donde se roban motos

CONSEJOS

Comprar modelos no muy vendidos. Como hemos visto, los modelos más robados son los más vendidos. Debido a la rentabilidad por la venta de piezas, a veces por encargo. Si es posible, elegir algún modelo que no sea récord de ventas.

Utilizar antirrobo. No va a impedir el robo pero lo utilizaremos como elemento de disuasión. Cada uno de ellos adecuado para las diferentes situaciones. En vía pública hay que utilizar dispositivos de seguridad efectivos y disuasorios. En el garaje, lo más recomendable son los antirrobo de motos fijados al suelo.

Bloquear siempre la dirección. No hay excusas para no hacerlo. Ni siquiera para ir un minuto al quiosco a comprar el periódico. Recordad que siempre hay “vigilantes” de los descuidos. Hay personas que están permanentemente a la espera de la mejor oportunidad para llevarse la moto. Y, por supuesto, no dejar las llaves puestas y el motor en marcha.

Personalizar la moto. Los ladrones evitan robar vehículos que puedan ser fácilmente identificados. Si modificamos la apariencia de nuestra motocicleta para diferenciarse del producto de fábrica, podremos utilizarlo como elemento de disuasión ante un posible hurto o uso indebido.

Estacionar en lugar seguro. Si es posible, elegir lugares de aparcamiento con algún tipo de vigilancia. Porteros de fincas, agentes municipales, tiendas cercanas con cámaras de vigilancia, etc. No siempre se podrá, pero es conveniente dejar la moto en el lugar con menor riesgo de sustracción. Para evitar el robo con furgoneta, optar por lugares donde sea difícil o imposible el acceso a vehículos de este tipo. Los ladrones evitarán tener que cortar una calle para cargar una moto robada. Optarán por lugares más accesibles.

No dejar documentación en la moto. Cuando nos roban la moto también perdemos los objetos y documentación que hubiera en sus compartimentos, guanteras, alforjas, etc. La documentación contiene información sensible que puede ser muy peligrosa en caso de caer en manos de delincuentes: datos de la póliza del seguro, domicilio personal, año nacimiento, DNI,s, etc. Además del peligro descrito, en caso de robo o pérdida, va a ser necesario tramitar la expedición de nuevos documentos. Trámites largos y engorrosos. En cualquier caso, siempre es conveniente disponer de fotocopias de toda la documentación en un lugar seguro para facilitar estos procesos.

Funda para la moto. Muchos robos de motos son “encargos”. El ladrón va buscando determinado modelo para venta o despiece. Si tapamos la moto con una funda opaca podremos evitar, en cierta medida, que nuestro modelo sea el buscado. No se van a molestar en levantar la funda para ver el modelo.

En el garaje, cada vez que se entre y se salga, comprobar que la puerta quede bien cerrada. Y que no entren, detrás de nosotros vehículos sospechosos, especialmente furgonetas.

No dar información de más. Para evitar ser rastreados en las redes sociales. No dar información sobre nuestro vehículo y costumbres. Es muy recomendable ser discretos en este punto. Aunque sea tentador presumir de nuestra reciente adquisición o próximo viaje hay que evaluar que siempre existe el riesgo de dar pistas a los ladrones.

Seguro al día. Es fundamental contar con un seguro que contemple el riesgo de robo y estar al corriente del pago de las primas. Como precaución adicional podríamos señalar la conveniencia de hacer fotos, de la mayor calidad posible, de la moto en todos sus ángulos. Además, haremos fotos con el detalle de los accesorios o complementos que tengamos instalados. Este reportaje fotográfico será de gran utilidad a la hora de dar parte al seguro, denuncias en comisaría, reclamaciones, etc.

consejos para evitar el robo de motos

Consejos para evitar el robo de motos

seguro de motos

Toda precaución es poca

Funda para moto

Una funda puede evitar un robo

QUÉ HACER EN CASO DE ROBO

ACCIONES DESPUÉS DE UN ROBO

La primera medida es la denuncia a las fuerzas y cuerpos de seguridad correspondientes: Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos de Escuadra, etc. Es de vital importancia acelerar este trámite lo más deprisa posible porque en caso de que el vehículo sufra un accidente o esté implicado en un hecho delictivo (atraco, atropello, etc.) nosotros estaremos a cubierto. Antes de hacer la denuncia, es necesario toda la información posible: datos del vehículo, marca, modelo, color, matrícula, número de bastidor. Y las circunstancias en las que se ha producido el robo: con violencia, por descuido, en garaje, vía pública, hora estimada, etc.

Dar parte al seguro. Aportando la mayor cantidad de información y documentación. Factura de compra, fotos complementarias, etc. Si en la póliza tenemos cubierto el robo, podremos reclamar algún tipo de compensación. Es importante hacerlo antes de 24 horas.

Anunciar el robo en Internet. Existen páginas web dedicadas a localizar motos robadas (www.motosrobadas.com).  En la publicación es recomendable aportar fotografía, matrícula, color, lugar del robo, fecha y hora, datos de contacto del propietario.

Consultar en los depósitos municipales. En ocasiones, la moto robada es recuperada por la Policía después de haber participado en algún suceso, accidente, etc. Si no localizan al propietario, la almacenan en los depósitos de vehículos. Es conveniente llamar regularmente a los depósitos para preguntar por la moto sustraída. 

Visitar páginas de compraventa. A la búsqueda de piezas que pudieran pertenecer a nuestra moto robada o incluso la misma moto si han logrado falsificar o duplicar la documentación. Páginas como Milanuncios, Wallapop, eBay, etc. pueden ser lugares a rastrear en busca de pistas para intentar localizar nuestra moto.

comisaría de policia

denuncia robo de moto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver a la página inicial

harleyclasica.es

Si te ha gustado el artículo, por favor, compártelo en las redes sociales.

Muchas gracias

Pin It on Pinterest