Conceptos básicos del mantenimiento de motocicletas: lo que todo propietario debe saber

Jun 26, 2024La mecánica0 Comentarios

El mantenimiento de la motocicleta

Todo vehículo a motor necesita de un correcto mantenimiento. De ello depende la seguridad del motociclista, el correcto funcionamiento de la motocicleta y la duración del propio vehículo. En este artículo haremos un repaso de los conceptos básicos del cuidado y mantenimiento de la motocicleta, una guía paso a paso de los procesos de mantenimiento y herramientas necesarias.

Mantener la motocicleta en óptimas condiciones no solo prolonga su vida útil, sino que también garantiza una conducción segura y placentera. Con una rutina de mantenimiento regular y el equipo adecuado, se puede disfrutar de la motocicleta al máximo y evitar problemas inesperados.

Limpieza periódica

Es muy importante realizar una limpieza regular de la motocicleta para mejorar su apariencia y ayudar a mantener su funcionamiento. La suciedad y los residuos pueden acumularse en las partes móviles y los componentes críticos, lo que puede afectar su rendimiento y causar daños a largo plazo. Para una limpieza efectiva, el limpiador universal contribuye a eliminar la suciedad sin dañar la pintura o las superficies metálicas. Además, es necesario limpiar el escape para evitar la acumulación de residuos que pueden afectar el rendimiento del motor y reducir, en lo posible, la emisión de gases tóxicos al medio ambiente. Más información en el sitio web www.autodoc.es.

 

Revisión de sistemas y componentes clave

El mantenimiento de la motocicleta incluye las correspondientes revisiones periódicas de los sistemas y componentes clave de la motocicleta. Esto es esencial para detectar problemas antes de que se conviertan en fallos graves. En el libro de mantenimiento de cada vehículo se detallan las operaciones a realizar y los intervalos de tiempos de cada una de ellas. Algunos de los elementos que deben revisarse regularmente incluyen:

  • Neumáticos: Revisar la presión y el estado de los neumáticos para asegurarse de que no tengan cortes ni desgastes irregulares. Además es necesario estar atentos a la fecha de fabricación de cada neumático y reemplazarlos en el tiempo que especifique el fabricante. No olvidemos que los componentes de caucho tienen fecha de caducidad. Esto es muy importante para seguridad.
  • Sistema de Frenos: Verificar el desgaste de las pastillas de freno, el nivel de líquido de frenos y el estado de todo el circuito del sistema. Inspeccionar con detenimiento para detectar fugas de líquido en los manguitos y latiguillos.
  • Aceite del Motor: Verificar que el nivel de aceite esté dentro del rango adecuado y cambiarlo según las recomendaciones del fabricante. En cada cambio de aceite es conveniente sustituir, además, el filtro de aceite.
  • Cadena: Necesita ser lubricada y ajustada correctamente para evitar un desgaste prematuro.

Consejos para guardar la motocicleta fuera de temporada

En el caso de la motocicleta no se vaya a utilizar durante un período prolongado, es importante almacenarla correctamente para ayudar a su conservación. A continuación, se enumera algunos consejos para guardarla fuera de temporada:

 

  • Limpieza completa: Una limpieza a fondo de la motocicleta antes de guardarla para eliminar cualquier suciedad o sales que pueda causar corrosión.
  • Cambio de aceite: Cambiar el aceite del motor para evitar que los contaminantes dañen las partes internas. Además, podemos aprovechar para cambiar los filtros y todos los líquidos como el refrigerante, en su caso.
  • Desconexión de la batería: Desconectar la batería y guardarla en un lugar seco y fresco.
  • Elevación: Si es posible, levantar la motocicleta del suelo para evitar que los neumáticos se deformen.
  • Cubierta: Cubrir la motocicleta con una funda transpirable para protegerla del polvo y la humedad. En todo caso, siempre es preferible evitar exponer el vehículo a los rayos de sol directos.

PROCEDIMIENTOS BÁSICOS DE MANTENIMIENTO

Cambio de aceite

1.- Calentar el motor: Arrancar la motocicleta y dejar funcionar durante unos minutos para que el aceite se caliente y fluya más fácilmente. Esto va a facilitar el drenaje de todo el circuito evitando que se quede aceite usado en las paredes y conductos del motor.
2.- Vaciar el aceite: Colocar un recipiente debajo del tapón de drenaje y retirar el tapón para dejar que el aceite viejo salga. Quitando el tapón de llenado se facilita el proceso de vaciado. Es conveniente esperar varios minutos hasta comprobar que ha salido todo el aceite usado.
3.- Reemplazar el filtro de aceite: Sustituir el filtro viejo por un nuevo filtro. Muy importante reemplazar, además, las juntas de goma lubricando ligeramente las nuevas para garantizar su estanqueidad.
4.- Rellenar con aceite nuevo: Colocar el tapón de drenaje y llenar el motor con el tipo y cantidad de aceite recomendados por el fabricante. Importante no rebasar el nivel de máximo para evitar averías.
5.- Verificar el nivel: Arrancar el motor brevemente y revisar el nivel de aceite, ajustando si es necesario.

 

Revisión de frenos

1.- Inspección visual revisan las pastillas de freno y los discos para detectar posibles signos de desgaste. Reemplazar en caso necesario.
2.- Nivel de líquido de frenos: Verificar y rellenar el líquido de frenos si es necesario. Cambiar el líquido de frenos en los periodos de tiempo especificados por el fabricante.
3.- Prueba de frenado: Probar los frenos en un lugar seguro para asegurarse de que funcionan correctamente.

 

Control de la presión de los neumáticos

1.- Verificación de la presión: Utilizar un manómetro para revisar la presión de los neumáticos y ajustar según las recomendaciones del fabricante. En casos de exceso de carga conviene aumentar proporcionalmente la presión.
2.- Inspección de daños: Revisar los neumáticos para detectar cortes, abultamientos u otros daños que puedan requerir reemplazo.
3.- Comprobar la fecha de fabricación del neumático. Reemplazar si han transcurrido más de cuatro años. Los componentes del neumático van perdiendo sus propiedades con el paso del tiempo.

Lista de herramientas y suministros necesarios

Para realizar el mantenimiento regular de tu motocicleta, se necesitan las siguientes herramientas y suministros:

– Juego de llaves y destornilladores: Para aflojar y ajustar diferentes componentes.
– Manómetro de neumáticos: Para verificar la presión de los neumáticos.
– Lubricante para cadena: Para mantener la cadena en buen estado.
– Limpiador universal: Para la limpieza general de la motocicleta.
– Aceite de motor y filtro de aceite: Para cambios de aceite regulares.
– Cepillo para cadena: Para limpiar la cadena de manera efectiva.
– Funda para motocicleta: Para protegerla durante el almacenamiento.

Seleccionar herramientas de buena calidad es esencial para asegurar un mantenimiento eficaz y seguro. Hay que asegurarse de seguir las recomendaciones del fabricante de la motocicleta para realizar correctamente todos los procedimientos de mantenimiento.

¿Quieres hacer un comentario?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si te ha gustado el artículo, por favor, compártelo en las redes sociales.

Muchas gracias

Volver a la página inicial

harleyclasica.es

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te ha gustado el artículo, por favor comparte en tus redes sociales:

Send this to a friend