harleyclasica

Consejos para viajar seguro

 

(Segunda parte)

 

En esta segunda parte sobre seguridad en la conducción abordaremos nuevos temas. En la primera parte, se trataron consejos para viajar seguro como los preparativos de la motocicleta, revisión, equipamiento, precaución durante la conducción y, especialmente, las precauciones para conducir en verano,  

En este artículo veremos diversos aspectos relacionados con la seguridad a la hora de viajar: con familia o solo, la conducción nocturna, en ciudad, la cobertura de un seguro, etc.

Consejos para viajar seguro

VIAJAR CON SEGURO

LA IMPORTANCIA DEL SEGURO

Antes de viajar con nuestro vehículo deberemos verificar que cuenta con la preceptiva cobertura de seguro. En función del valor económico, especialmente si el vehículo es de reciente adquisición, se podría considerar contratar una póliza “a todo riesgo”. En el resto de los casos es necesario contratar un seguro “a terceros” que cubra los principales riesgos a la hora de un posible siniestro.

Conducir un vehículo por la vía pública sin seguro es ilegal y está penado con importantes sanciones económicas (entre 601 y 3.000 euros). En los casos más graves se puede retirar el vehículo de la vía pública hasta demostrar que se ha contratado, como mínimo, el Seguro Obligatoria. En casos de reincidencia, la retirada del vehículo se puede alargar a varios meses, incluso un año entero. Además, podemos sufrir el riesgo de inhabilitación para la conducción de todo tipo de vehículos.

En la actualidad, la D.G.T. dispone de un gran abanico de herramientas tecnológicas para detectar vehículos sin seguro. El sistema informático con la base de datos actualizada, la vigilancia de matrículas por medio de radares, drones, cámaras, etc. permite detectar este tipo de irregularidad con una gran rapidez y eficacia.

Es fundamental la cobertura del seguro

Es fundamental la cobertura del seguro

VENTAJAS DE TENER UN SEGURO

Contratar una póliza de seguro nos va a reportar una serie de ventajas que, fundamentalmente, nos van a proporcionar tranquilidad y seguridad a la hora de utilizar nuestro vehículo. En el caso de un siniestro entre dos vehículos, el calificado como “culpable” está obligado por ley a indemnizar económicamente al otro vehículo. Si disponemos del correspondiente seguro, éste se hará cargo del coste económico. Especialmente graves son los casos de atropello a peatón con resultados de lesiones o incluso fallecimiento. En estos casos, las indemnizaciones pueden ser de una considerable cuantía. En ocasiones pueden provocar la ruina del causante del siniestro, en el caso de no haber contratado una póliza de seguro obligatorio.

Si adquirimos un vehículo nuevo, es recomendable contratar una póliza “a todo riesgo”. Sobre todo en los primeros años. Este tipo de póliza puede asegurar nuestra importante inversión ante un posible siniestro.

Las motocicletas están más expuestas a los robos, por esta razón, y especialmente si la moto es nueva, es muy recomendable contratar un seguro de moto cuya póliza contemple todos los siniestros y riesgos. Pero no solamente el robo, la motocicleta también se puede incendiar o sufrir una colisión importante con graves daños. Con un buen seguro estaremos invirtiendo en tranquilidad y seguridad.

Con un seguro todo son ventajas

Con un seguro todo son ventajas

VIAJAR POR LA NOCHE

CONDUCCIÓN NOCTURNA

Un viaje que se realiza por la noche presenta algunas peculiaridades que debemos tener en cuenta. La ausencia de sol evita los deslumbramientos y el excesivo calor. Algunos conductores prefieren los viajes nocturnos. Suele haber menos congestión de tráfico lo cual facilita la conducción.

En cuanto a la seguridad, lo primero que debemos revisar es el estado del sistema de alumbrado del vehículo. Es muy importante que seamos visibles para el resto de los conductores, especialmente en el caso de las motocicletas. Así pues revisaremos las luces de posición, cortas, largas, intermitentes y aviso de frenado. Luz de matrícula en el resto de vehículos. En el caso de los motociclistas es aconsejable llevar un chaleco reflectante para aumentar la visibilidad y seguridad.

Es aconsejable aumentar la distancia de seguridad con el resto de vehículos. Por la noche, los reflejos disminuyen y, por lo tanto, aumenta el tiempo de reacción ante imprevistos. Siempre respetar los límites de velocidad.

Para evitar la somnolencia es de vital importancia haber descansado bien la jornada anterior, no haber consumido bebidas alcohólicas o comidas copiosas. En los viajes nocturnos, es aconsejable estar bien hidratados y realizar frecuentes paradas para evitar el riesgo del sueño.

consejos para viajar seguro

Conducir seguro por la noche

VIAJAR EN FAMILIA O SOLO

VIAJAR CON FAMILIA

A la hora de plantearnos un viaje con la familia debemos preparar una serie de medidas de seguridad. Conducir con compañía presenta algunas ventajas como la de distraernos con la conversación y evitar, de este modo, los riesgos de somnolencia. Por otra parte, los acompañantes, especialmente, los niños pequeños pueden ocasionar distracciones no deseadas y provocar algunas situaciones de riesgo.

Es importante realizar paradas periódicas cada 200 kilómetros. Estirar las piernas, que los niños se muevan y hagan algo de ejercicio. Beber algo de agua o refrescos. Aprovechar para algún pequeño refrigerio (no comidas copiosas).

El horario del viaje se debería acondicionar a las costumbres de sueño y comidas de los niños. Planificar la salida por la mañana, después del amanecer. Evitar las horas centrales de sol en verano. Hacer coincidir la para importante con el almuerzo. 

consejos para viajar seguro

Conducir en familia

Los niños deberán viajar observando las preceptivas medidas de seguridad: sillas de bebé, cinturones de seguridad, etc. Lo mejor es que vayan entretenidos. El copiloto puede leerles cuentos o cantar canciones. Algún entretenimiento que les divierta y evite su aburrimiento.

No es conveniente llevar equipaje de mano en el interior del vehículo. En caso de siniestro puede ocasionar importantes daños. Todo el equipaje y accesorios debe ir en el maletero o en la guantera. Nunca en la bandeja posterior o entre los asientos. 

VIAJAR SOLO

Los viajes que se realizan de manera solitaria tienen la ventaja de contar con una mayor libertad a la hora de establecer los horarios: salidas, paradas y llegada. El conductor es libre, además, de regular la calefacción, el aire acondicionado, la música, radio, etc.

Como aspecto negativo, la ausencia de compañía puede provocar largos periodos de tedio y aburrimiento con riesgo de peligrosa somnolencia (microsueños).

Es importante no comprometernos con la hora de llegada. De este modo evitamos la presión de llegar a una hora determinada y podremos conducir con mayor seguridad.

Viajar solo: atentos a las somnolencias

Viajar solo: atentos a las somnolencias

CONDUCCIÓN EN CIUDAD

EN ENTORNOS URBANOS

La conducción en ciudad presenta diferentes riesgos que en la carretera. La densidad de circulación es mucho mayor y, por lo tanto, deberemos adaptarnos a las circunstancias del tráfico. Prestar especial atención a todas las señales que, en la ciudad, son mucho más numerosas: semáforos, señales verticales, señales en el asfalto, restricciones de circulación por barrios, agentes urbanos, etc.

En cuanto a la propia conducción, hay que estar muy atentos a los ángulos muertos propios y del resto de conductores. Atención a las motocicletas y bicicletas. Respetar la distancia de seguridad, en especial cuando hay niebla o lluvia. Los peatones constituyen otro riesgo añadido. Paciencia con las personas mayores y mucha prudencia con los niños. Atención a personas que crucen por sitios indebidos o con su semáforo en rojo. Toda precaución es poca.

Estaremos atentos a los carriles bus donde circulan autobuses urbanos y taxis. Y, por último, en las grandes ciudades comprobar que nuestro vehículo puede circular o estacionar en las zonas permitidas.

Conducción en ciudad: extremar la precaución

Conducción en ciudad: extremar la precaución

MOTOCICLETAS

Si conducimos una motocicleta en ciudad, tendremos especial cuidado con las pinturas deslizantes, tapas de alcantarilla, bordillos en mal estado, combustible o grasas derramadas en el asfalto, baches, etc.

No circular entre las hileras de automóviles poniendo en peligro la circulación. En muchas ocasiones, los vehículos no están atentos a las motocicletas y pueden realizar maniobras imprevistas.

El uso del casco es imprescindible y obligatorio. Atenderemos a las normas de utilización y mantenimiento. (Ver artículo sobre cascos). 

Es fundamental que el resto de vehículos nos vean. Llevaremos siempre encendidas las luces y, aconsejable, el uso siempre del chaleco reflectante. Cuanto más visibilidad, mayor seguridad.

 

Conducir motocicletas en ciudad

Conducir motocicletas en ciudad

 

¿Quieres hacer un comentario?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver a la página inicial

harleyclasica.es

Si te ha gustado el artículo, por favor, compártelo en las redes sociales.

Muchas gracias

Pin It on Pinterest